Recetas

Cómo hacer Receta de Sopa fría de remolacha y aguacate


Entre los diferentes platos de elaboraciones en frío, esta sopa fría de remolacha y aguacate es ideal. Aprende a cocinarla y te sorprenderá.

Las sopas fías son una manera ideal para incluir alimentos saludables a la dieta, como frutas y verduras. Este tipo de recetas son especiales para nutrir el organismo y otorgarle la frescura que necesita; la sopa fría de remolacha y aguacate no es la excepción y resulta deliciosa. El hábito de aprovechar la temporada en la que los alimentos están en su apogeo, es lo más acertado para lograr un excelente resultado. El plato que veremos a continuación combina dos ingredientes, aguacate y remolacha, con diversas propiedades beneficiosas para el cuerpo. Por ello es ideal probarla y disfrutarla.

El aguacate es reconstituyente y nos ofrece ácidos grasos muy saludables; la remolacha es muy positiva para los intestinos y la circulación de la sangre. La sopa fría de remolacha y aguacate mezcla a la perfección, con ingredientes simples, el suave dulzor de la remolacha y lo cremoso del aguacate. El resultado es una receta fresca, nutritiva y muy fácil de hacer. En sólo 10 minutos se puede tener entre manos una opción ideal como primer plato y que encanta a toda la familia.

Ingredientes:

  • 2 aguacates
  • 2 remolachas cocidas
  • ½ cebolla morada
  • 2 vasos de cado de verduras
  • 1 diente de ajo
  • 1 lima
  • Aceite de oliva
  • Hojas de hierbabuena o cilantro fresco (según preferencia)
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo preparar sopa fría de remolacha y aguacate:

  1. Cocer las remolachas hasta que se encuentren blandas. Esperar que se templen y quitarles la piel.sopa fría de remolacha y aguacate
  2. Pelar y lavar la cebolla y el ajo y picar en trozos finos. Reservar.
  3. Cortar por la mitad los aguacates, pelarlos y rociarlos con zumo de lima para conservarlos sin que se ennegrezcan.
  4. A continuación, colocar los ingredientes en una batidora: la cebolla, el ajo, el aguacate, la remolacha, el caldo, y las hojas de hierbabuena o cilantro. Condimentar con sal, pimienta y añadir una cucharadita de aceite de oliva. Triturar hasta lograr una crema homogénea.
  5. Probar la consistencia y, si es necesario, añadir zumo de lima para aumentar el toque cítrico y un poco de caldo.
  6. Mezclar nuevamente hasta lograr la cremosidad deseada.
  7. Servir individualmente y acompañar con unas hojitas frescas de cilantro.

¿Qué te ha parecido esta crema fría de remolacha y aguacate? Es una opción sencilla que resulta original y tentadora por su presentación. Prueba a hacerla para sorprender en alguna ocasión especial. Es un plato ideal para que los más pequeños incorporen alimentos saludables de una manera fácil. Anímate a incluirla en tu lista de recetas favoritas y no dejarás de hacerla.

Y recuerda que puedes encontrar mucha más información para resolver tus dudas en nuestros perfiles en Redes Sociales.

Compártelo!


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *