Recetas

Cómo hacer Receta de Saquitos de morcilla


Se puede combinar un ingrediente como la morcilla con técnicas modernas de elaboración. Toma nota de los pasos de estos saquitos de morcilla.

Esta receta es especial para cuando se desea servir un aperitivo diferente, muy fácil de hacer y sumamente sabroso. Se trata de saquitos de morcilla elaborados con pasta brick, una masa muy versátil y práctica para diferentes preparaciones. Ideal para probar y encantar a todos en casa. Con pocos ingredientes, pero perfectamente combinados, es posible presentar una excelente opción gastronómica. Los saquitos de morcilla sirven perfectos como aperitivo o entrante; la pasta brick hace que el resultado sea un bocado crujiente y delicioso.

En esta elaboración, los saquitos se preparan con morcilla desmenuzada suavizada con compota de manzana. Y se acompañan de unos piñones que le dan un toque especial; pueden asimismo rellenarse combinando otros ingredientes, según la creatividad del cocinero. Para comenzar, hay que hacer un poco de trabajo manual para cortar la masa según el tamaño que se desee. En su mayoría, la pasta brick viene en discos grandes y lo que se busca es que cada saquito sea un bocado.

Ingredientes:

  • 1 manzana grande
  • 1 morcilla de Burgos
  • 12 obleas de pasta brick
  • 50 gr de piñones pelados
  • Aceite de oliva
  • 1 huevo

Cómo preparar saquitos de morcilla:

  1. Pelar la manzana, cortarla en dados pequeños y pocharla en una sartén con un chorrito de aceite de oliva hasta que transparente. Si se prefiere, también se puede hervir durante 15 minutos.saquitos de morcilla
  2. Quitar la piel que recubre la morcilla y desmenuzarla. Reservar.
  3. Asar ligeramente los piñones en una sartén hasta que estén dorados.
  4. En la sartén donde se pochó la manzana, añadir la morcilla, los piñones y un poco de sal. Remover y mezclar bien para que quede una pasta uniforme.
  5. Recortar cada disco de pasta brick con la ayuda de un plato de postre. Colocar un poco de relleno en el centro, cerrar el saquito hacia arriba y atarlo con una tirita de puerro escaldado en agua caliente. Repetir la operación con cada uno de los discos.
  6. Colocar los saquitos en una placa para horno previamente forrada y pintarlos con huevo batido para mejorar la presentación.
  7. Hornear durante 10 minutos o hasta que se vean dorados.
  8. Servir calientes y disfrutar.

¿Qué te ha parecido esta idea? Anímate a preparar estos saquitos de morcilla, resultan una manera genial de sorprender con un plato diferente. Sobre todo, por la intensidad de sabor y porque no llevan demasiado tiempo de elaboración. Se trata de una combinación deliciosa, contundente y suavizada con la fruta. Prueba a hacerlos y combina diferentes ingredientes para sorprenderte y sorprender.

Y recuerda que puedes encontrar mucha más información para resolver tus dudas en nuestros perfiles en Redes Sociales.

Compártelo!


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *