Recetas

Cómo hacer Receta de Croissant de mantequilla


Hoy día mundial del croissant, nada mejor para celebrarlo que esta receta de croissant de mantequilla, su textura y sabor están destinadas a triunfar.

Hoy 30 de enero es el día mundial del croissant. Un desayuno o una merienda perfecta que tiene una historia apasionante a sus espaldas. Este dulce es de origen vienés, en plena invasión del imperio Otomano, los valientes panaderos que trabajaban a altas horas de la madrugada fueron los que dieron el aviso. Gracias a la reacción de este gremio se evitó el ataque y la ciudad fue liberada. Con motivo de la celebración de este hecho los panaderos crearon un dulce para el desayuno con forma de media luna, que representaba la bandera de los otomanos. Utilizando unos ingredientes básicos como la mantequilla, harina y el azúcar, crearon esta increíble receta que puedes cocinar siempre que quieras siguiendo estos pasos.

Ingredientes:

  • 500 gr harina de trigo
  • 20 gr levadura fresca de panadería
  • 190 ml de agua fría
  • 85 gr azúcar
  • 10 gr sal
  • 250 gr mantequilla

Cómo preparar un croissant de mantequilla

  1. La manera de cocinar un croissant de mantequilla casero es esencial para disfrutarlo, una buena masa se prepara con mucho amor y unos ingredientes básicos de calidad. Empezaremos esta receta tamizando la harina, de esta manera evitaremos que se creen grumos.
  2. Mezclamos la harina con el azúcar y un poco de sal. Haremos un pequeño agujero en el centro a modo de volcán. Disolveremos la levadura con el agua tibia y la pondremos en el centro. Amasamos esta mezcla durante unos 5 minutos, hasta tener todos los ingredientes bien integrados.
  3. Esta primera masa de todos los ingredientes, menos la mantequilla, la gran protagonista, debe reposar una hora en la nevera. La taparemos con papel film y la dejaremos que repose. En ese momento sacaremos la mantequilla para que esté a temperatura ambiente.
  4. Ablandaremos la mantequilla, convirtiéndola en un cuadrado con el que podremos trabajar mejor. Con la ayuda de un rodillo la empezaremos a trabajar.
  5. Ponemos la masa en una superficie de trabajo enharinada, la daremos forma con el rodillo, hasta crear una lámina perfecta.
  6. Cortamos la masa en forma de rectángulo y colocamos una porción de mantequilla encima. Doblamos la masa y unimos de esta manera la mantequilla con la masa. Repetiremos este proceso 3 veces, hasta tener una perfecta masa similar a la de del hojaldre con algunas capas.
  7. Le damos forma a la masa la cortamos como triángulos y los enrollamos empezando por la parte mas gruesa. Pintamos los croissants con el huevo batido.
  8. Los colocamos en el horno a 200º durante unos 15 minutos. Tendremos listos uno de los desayunos más especiales que existen, calentitos y con esa textura mantecosa son una auténtica maravilla.

Y recuerda que puedes encontrar mucha más información para resolver tus dudas en nuestros perfiles en Redes Sociales.

Compártelo!


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *