Recetas

Cómo hacer Cómo preparar el mejor croissant casero


Preparar el mejor croissant casero es un placer para todos los sentidos, toma nota de cómo cocinar un desayuno o merienda que hará historia.

Preparar el mejor croissant casero es una de las mejores experiencias que podemos vivir. Una masa mantecosa que se deshace en la boca y se funde en un maravilloso mar de leche con chocolate o en un café. Un buen croissant de hojaldre casero tiene una serie de ingredientes que lo hacen muy especial. La masa debe cocinarse con especial atención, con mantequilla, en harina y el azúcar se van a fusionar en un alimento único. Si quieres sorprender de forma dulce y delicada, toma nota del desayuno o merienda definitiva, atrévete a cocinar el mejor croissant casero del mundo siguiendo estos sencillos pasos.

Ingredientes:

  • 450 gr de harina de fuerza
  • 225 ml de leche entera
  • 200 gr de mantequilla sin sal
  • 50 gr de azúcar
  • 30 gr de levadura fresca
  • Una pizca de sal

Cómo preparar un croissant casero

  1. Uno de los elementos más importantes a la hora de hacer un croissant casero es disolver correctamente la levadura. Ponemos la leche en el microondas durante unos segundos, hasta que coja la temperatura adecuada, no debe estar muy caliente porque acabaría con los efectos de la levadura. Disolvemos la levadura con cuidado y reservamos esta mezcla.
  2. Seguimos con otro de los ingredientes estrella la harina, la vamos a tamizar para evitar que se generen grumos. Con la ayuda de un colador pasaremos la harta tenerla toda tamizada. La dejaremos en un bol con un agujero en el centro.
  3. Tenemos la base lista para que se funda. Vamos a ir añadiendo la leche en el centro de la harina y empezar a mezclar estos ingredientes. El sabor del croissant depende en gran medida de este paso.
  4. Con los dos ingredientes base bien integrados, seguimos con la mantequilla. La añadiremos a taquitos y mezclaremos bien. La textura puede quedar un poco arenosa al principio, pero irá cogiendo elasticidad a medida que la vayamos trabajando.
  5. Le añadimos el azúcar y lo amasamos con las manos. Es un tipo de dulce que mejor hacer con nuestras propias manos se nota mucho más la textura de la masa y como se van fusionando los ingredientes. Dejaremos que la masa repose unas horas tapada con papel film en la nevera.
  6. Vamos a extender la masa sobre una superficie enharinada. Con un rodillo creamos una lamina rectangular para hacer la masa ideal. Haremos un circulo perfecto.
  7. Cortamos en círculo en triángulos, los enrollaremos desde la parte más gruesa hasta la más delgada. Le podemos poner un poco de azúcar por arriba pintando los cruasanes con leche y huevo.
  8. Ponemos los cruasanes en el horno a 190º durante unos 20 minutos hasta tener listo el mejor croissant casero más bueno del mundo.

Y recuerda que puedes encontrar mucha más información para resolver tus dudas en nuestros perfiles en Redes Sociales.

Compártelo!


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *